¿Plagian Los Juegos del Hambre a Battle Royale?

¿

Últimamente el cine parece haber perdido originalidad, hasta el punto de mostrarnos contenido repetido, actualizado, o rehecho en HD y con efectos especiales bestiales. Mismo argumentos, con ligeros matices diferentes y personajes alterados…

La sensación de contenidos repetidos puede deberse a que dos ideas similares se producen al mismo tiempo. En cambio, también podemos encontrar esto con filmes separados varios lustros.

A veces es simplemente una influencia lógica. Otras, se crea duda de dónde está el límite de «inspirarse» y el rehacer descaradamente con otro envoltorio.

BATTLE ROYALE Y LOS JUEGOS DEL HAMBRE

En este caso, no obstante, las tramas y modos de actuar son demasiado similares. Hablamos de la clarísima similitud entre Battle Royale (película japonesa del año 2000, inspirada en la novela de Koushun Takami) y Los Juegos del Hambre (cuyo primer estreno fue en 2012, basado en la novela homónima de 2008, escrita por Suzanne Collins).

Seguro que ya os ha pasado que al ver una película os ha recordado a otra en mayor o menor medida (Epic y Strange Magic, Into the Woods y Cinderella, o la Saga Divergente, Maze Runner y Kingsman: Servicio Secreto). No obstante, la trama acaba alejándose de sus similares, y al final todo queda en algo más estético o en actores de comportamiento similar. En Battle Royale y Los Juegos del Hambre, la cosa llega a un nivel de detalle mayor.

508419-battle_royale_1000_1

Empecemos por la idea básica: grupos de niños/jóvenes metidos en una Isla/Arena que deben luchar hasta que sólo quede uno en pie.

Hasta aquí, podríamos aceptar que ambos filmes podrían compartir estas ideas, pero tener giros distintos. Veamos las similitudes:

  • El programa es televisado, ya sea por Panem o por Japón.
  • Los concursantes llevan chips/localizador para ser rastreados en todo momento.
  • Son vistos, localizados y escuchados en todo momento.
  • Hay un jefe de Arena que decide cómo evoluciona el juego.
  • La Arena se divide en zonas, que pueden activarse para resultar letales, y obligar a que los «concursantes» tengan que desplazarse.
  • Al principio del «juego» se les da una mochila con utensilios básicos. Cada uno tendrá un arma y objeto al azar. En la versión de Panem, éstas armas deben ser conseguidas por ellos en el monolito, pero el resultado es el mismo.
  • Cada 6 horas se anuncia el número de defunciones para que el resto de concursantes estén al tanto.
  • Al ganador se le ofrecen preferencias y gloria de por vida.

duelos-de-cine-los-juegos-del-hambre-battle-royale-original

Diferencias:

  • En Battle Royale nadie sabe que va a concursar hasta que los ponen en la Arena.
  • La Arena en Los Juegos del Hambre cambia cada año, y es diseñada y controlada con mucha más tecnología. Sin duda esta diferencia es consecuencia de la década de diferencia entre publicaciones.
  • En Battle Royale debe haber un muerto cada hora y el juego no dura más de tres días. Si no es así, todos los collares rastreadores explotan.

Tras esto, no obstante, veamos las similitudes de guión (spoilers):

  • Los «enamorados» sobreviven en al final, incluso cuando la norma dice que sólo uno puede quedar en pie.
  • El Jefe de Arena muere.
  • En ambas arenas contamos con dos concursantes mucho más letales, entrenados para participar.
  • En ambas películas la «enamorada» cuida del «enamorado» porque éste está herido.
  • Ambas historias tienen una segunda parte (Battle Royale: Réquiem y Los Juegos del Hambre: en Llamas) donde los supervivientes deben volver a la arena.

OTRAS INFLUENCIAS

Ya entre finales de los 70 y primera mitad de los 80, Stephen King publicó una serie de libros recopilados en The Bachman Books, entre los que encontramos La Gran Marcha y El Fugitivo. Ambas historias presentan un contexto cruel, donde se realiza una competición/concurso extrema de la que sólo puedes salir vencedor o muerto. La crítica ya comparó los Juegos del Hambre con estos libros, aunque sería injusto no comparar también Battle Royale con ellos.

Collins declaró no conocer Battle Royale ni ninguna de estas historias cuando la acusaron de plagio.

CONCLUSIÓN

¿Hasta qué punto es lícito actualizar un argumento? ¿Estamos ante una inspiración involuntariamente desafortunada? ¿En una falta de investigación sobre lo ya existente?

La similitud argumental entre ambas historias llega a detalles demasiado fortuitos (muerte del jefe de Arena o salvación ilegal de los enamorados)… ¿Es posible que Collins no conociera de verdad Battle Royale? Haber hecho un argumento con un final tan similar habría sido, desde luego, muy ingenuo por su parte, aunque el no investigar qué se había escrito ya del tema es algo negligente, sobre todo tras el estreno de la película apenas ocho años antes del la lanzamiento de su primer libro de Los Juegos del Hambre.

La mayor diferencia entre las tramas la tenemos en el contexto, y éste contexto se moldea más como adaptación a una realidad social en el entorno del autor que por otra cosa.

Cada uno puede juzgar como desee. Pero quizás el público «entendido» comience a agotarse de ver más de lo mismo.

 

Sobre el autor del artículo

Agustín Carro
Agustín Carro

Chico andaluz estudiando en California. Hago Arquitectura y Bellas Artes. Me apasiona el cine, devoro películas y series, y espero daros lo mejor.

También me podéis encontrar en el Equipo de Rincón del Músculo.

Añade un comentario nuevo