El género pugilístico: la belleza de lo brutal

E

Ya se acercan los Óscar de la Academia y como Sylvester Stallone está nominado en la categoría de actor secundario por Creed vamos a hacer repaso de las mejores películas del género pugilístico y enlazamos con el estreno en las carteleras españolas del susodicho Creed.

ABRIENDO CAMINO

Rocky (1976)

Rocky es la historia de un boxeador de segunda al que por avatares del destino se le presenta el sueño americano en bandeja de plata. Es la película que más caló en el público general, por su épica, su banda sonora del maravilloso Bill Conti (Al filo de la noticia, Evasión o Victoria), la direccíon de John G. Avildsen (Karate Kid el momento de la verdad), el guión por el que estuvo nominado al Óscar Sylvester Stallone, y la interpretación de sus actores, sobresaliendo un gran Burgess Meredith (Furia de Titanes) como el ya semi acabado entrenador que ve furia y pasión en los ojos de Rocky, Talia Shire (El Padrino) como la frágil mujer que enamora al bruto boxeador y Burt Young (Érase una vez en América) como el cuñado celoso y envidioso pero con gran corazón. Con un presupuesto estimado de 960 mil dólares y una recaudación de 117 millones mundiales lo demás es historia. Si no la has visto, a que esperas.

Toro Salvaje (1980)

Toro_salvaje-456047784-large
Póster de Toro Salvaje

Que más se puede decir de una película si viene firmada por el gran Martin Scorsese (Infiltrados, El color del dinero) y Robert de Niro (El Padrino Parte II, Taxi Driver).
En esta ocasión seguimos la vida de Jake LaMotta en donde la interpretación de De Niro mostrándonos la debilidad y el descontrol, la virilidad y todo el espectro de un ser humano glorioso y decadente conmociona. Cuando se trataba de boxear era insuperable, cuando se trataba de vivir era inoperante. Real como la vida misma. Para muchos, la película definitiva del género.

Million Dollar Baby (2004)

42741785
Póster de Million Dollar Baby

Clint Eastwood (El bueno el feo y el malo) se ha acostumbrado o mejor dicho nos ha acostumbrado a obras maestras y esta no es una excepción. Con Hillary Swank como una mujer que quiere conseguir llegar a lo más alto dentro del cuadrilatero y Clint Eastwood como su mentor y preparador les llevará por un camino nunca visto hasta ese momento en el que el mentor se convertirá en padre y cuidador tras un trágico suceso en una velada pugilística que cambiará sus vidas para siempre. Poco más se puede decir de esta maravilla que consiguió estatuilla para Hillary Swank (tiene dos, la otra por Boys Don´t Cry) y a la mejor película.

Cinderella Man (2005)

61107649_CinderellaMan_800x445-thumb-800x445-598
Banner de Cinderella Man

Gran depresión, millones de hogares hundidos y en la más absoluta ruina trabajo poco o nada y el que lograba subsistir tenía que hacerlo rebajando sus expectativas a cero. Entre este caos nos encontramos a una ex figura venida a menos llamada James Braddock (Russel Crowe) el cual tras haber tocado la gloria, ahora se debe de conformar con no tener ni para dar de comer a su familia. Un golpe de la vida que le enseñará a superar cualquier obstáculo y que e mostrará quienes son sus verdaderos amigos. Dirigida con mano firme por otro grande, Ron Howard (El código Da Vinci, Willow) y con una banda sonora de Thomas Newman (Wall-E, Camino a la Perdición) que te sumerge en esta maravillosa historia. Mención aparte para Renée Zellweger (Bridget Jones) como la fuerte y sensible mujer del boxeador que le hará ver las cosas menos duras en los peores momento y estará a su lado siempre, pase lo que pase, y de Paul Giamatti (Entre copas, El Ilusionista) como el buen amigo que verá en Braddock la oportunidad de salir de las penurias en esta época convulsa que les tocó vivir. Una historia de familia, amistad y redención. Para el que esto escribe, uno de mis placeres culpables.

Y LA GUINDA FINAL ES…

poster pelicula creed corazon de campeon
Póster de Creed

Ahora nos llega Creed, con dirección de Ryan Coogler (Fuitvale Station), donde un ya viejo, hastiado, cansado y enfermo Rocky espera escuchar la campana del final de la vida cuando entra en escena el hijo de su antiguo amigo Apollo Creed (muerto en un combate en Rocky IV) y su insistencia y tenacidad harán que Rocky vuelva a encontrar algo por lo que luchar. El Globo de Oro y la nominación al Óscar de Stallone es un aliciente más para ver la que, según dicen, es la sorpresa del año pasado. Veremos. Los viejos rockeros nunca mueren. Que viva el cine.

Sobre el autor del artículo

Manuel Fernández
Manuel Fernández

Añade un comentario nuevo