Ha llegado la última película, hasta la fecha, de la saga The Purge. En esta ocasión nos encontramos inmersos en época de campaña electoral. Y por lo tanto, esto significa que habrá cambios en la forma de llevar el país, o quizás no.

En la tercera entrega de la franquicia de The Purge titulada Election: Noche de las bestias (The Purge: Election Day, 2016) tenemos a la senadora Charlie Roan (interpretada por Elizabeth Mitchell), candidata a la presidencia de los Estados Unidos. Que debido a su política en contra de la tradicional Purga ha conseguido que muchos opositores suyos quieran verla muerta. Para evitar que esto suceda tiene a su lado a Leo Barnes (Frank Grillo), el jefe de seguridad. Pero como es de esperar dentro del equipo de la senadora, alguien se la juega, lo que llevará a Leo a protegerla y protegerse a sí mismo, en las calles durante la celebración de la Purga. Porque, además de lo comentado anteriormente, como novedad, este año se levanta la prohibición de poder atacar a miembros del gobierno.

actors_election

En esta película de ciencia ficción, en la que se mezcla acción y terror, podemos percibir un ambiente en el que el peligro está presente, o al menos se intuye, en prácticamente todas las esquinas. Esto favorece a que todos aquellos que busquen acción, queden satisfechos en los más de 100 minutos de película. Ya que cuenta con un equipo de fotografía y de efectos especiales que no defrauda.

Si nos fijamos en los protagonistas, podemos notar que todos hacen un buen papel interpretando a sus personajes. Pero es necesario reconocer el gran trabajo que hace Frank Grillo. Consigue que el espectador perciba que Leo Barnes está concienciado con la causa de la senadora. Pero no sólo eso sino que además comprobamos que no le tiembla el pulso si hay que usar la violencia. Si a todo lo anterior le añadimos la historia personal que tiene el personaje, que se pudo ver en la anterior película (The Purge: Anarchy) y que en ésta también se narra, le da un toque de más heroicidad anónima.

election_year

Y aunque en general podemos ver que la película tiene características claras para convertirse en un éxito en taquilla a nivel mundial, también tenemos que añadir algo que no nos ha llegado a convencer del todo. Y es el hecho de incorporar la política en la trama de una manera un poco forzada y tratar de buscar una crítica al sistema político actual. Una apuesta que no creemos que haya resultado correcta.
Otro punto que también puede criticarse a la película es el uso, en ocasiones, excesivo de las imágenes sangrientas. Que por otro lado también puede ser el mayor reclamo para los espectadores. Que cada uno juzgue.

Finalmente, añadir como curiosidad, que la productora de Election: Noche de las bestias ha creado un vídeo, similar a las clásicas campañas electorales, en las que se pide el voto a favor de la Purga.
Una campaña de marketing que le da un ambiente de más realismo a los elementos que se narran en la propia película.

Veremos si todo el esfuerzo se ve recompensado en forma de recaudación y, quién sabe, el próximo año podamos ver otra película más de esta saga del terror moderno. ¿Quizás en forma de precuela?

Sobre el autor del artículo

Saúl Palacios
Saúl Palacios

Ingeniero industrial, interesado en temas de fe, ciencia y tecnología. El cine, la lectura y los viajes son otras aficiones que tengo.

Añade un comentario nuevo