Vuelve el héroe de acción. Vuelve Bourne

V

Conoces su nombre, conoces su estilo, conoces sus métodos… Es Bourne. Sí, señores y señoras, ha vuelto y lo hace de la manera que solo él sabe hacerlo, por la puerta grande. A colación de este suceso vamos a repasar unas cuantas de las mejores pelis del género de espionaje en el cine…

ABRIENDO EL TELÓN

hd-james-bond-wallpaper-

Cómo no, agitado no revuelto. El espía por antonomasia con la friolera de 24 películas y con 6 actores que han llevado, unos mejor que otros, todo sea dicho, a esta franquicia al infinito. Desde Sean Connery (Los Intocables de Elliot Ness), Roger Moore (Los locos del Cannonball), George Lazenby (Gettysburg), Timothy Dalton (Flash Gordon), Pierce Brosnan (El secreto de Thomas Crown) y por último y no menos importante, Daniel Craig (Detrás de las paredes). El debate sobre quien es y cual es el mejor actor y mejor película de esta saga siempre estará abierto (aunque el Casino Royale de Martin Campbell merece mención aparte y la interpretación de Craig teniendo en cuenta el peso del personaje y que el anterior Bond fue Pierce Brosnan, es fenomenal) y cada cual tiene su preferido.
Malos antológicos, gadgets de lujo, escenarios de ensueño, mujeres de infarto y mucha flema británica.

SIGUIENDO LOS PASOS

mi

La mecha, una cerilla y el mítico pam pam pampam pam pam (con la musiquilla, claro). Tom Cruise (Minority Report) se erige aquí dueño y señor de esta franquicia del cine de espionaje moderno y que en su última entrega a sorprendido a propios y extraños con un vigor y frescura realmente impresionantes. Dirigidas por directores completamente diferentes (aunque para su sexta entrega van a volver a contar con Christopher Mcquarrie, director de esta última Misión subtitulada Nación Secreta) como Brian De Palma (Ojos de Serpiente), John Woo (Windtalkers), J.J. Abrams (Super 8), Brad Bird (UP) y el ya mencionado guionista de Valkiria, Christopher Mcquarrie.

MENOS ACCIÓN, MÁS REALISMO

red-de-mentiras-1447141295

Ridley Scott nos dejo esta maravilla del cine de espías titulada Red de Mentiras, en donde nos encontrábamos a Leonardo DiCaprio (Origen) batallando contra el régimen en Oriente Medio y su jefe directo en la C.I.A, Russel Crowe (Gladiator) el cual le miente y manipula en cada ocasión que se le presenta dejando al agente con pocas alternativas. Su pericia, ingenio y dotes de supervivencia harán que el agente logre un doble objetivo.

DE TAL PALO…

f630cdc1a365574f9ae2a5e30343189f

Y de Ridley pasamos a su malogrado hermano, Tony Scott (Amor a Quemarropa) el cual dirigió con pulso firme esta joyita en la que seguimos a otro agente de la C.I.A, el cual es dejado para morir tras una operación de rescate en Corea del Norte, momento en el cual su mentor deberá explicar a los jefes de sección quien era y porque recluto a este agente haciendo un repaso por diferentes épocas como la Guerra de Vietnam, la Alemania del muro y el conflicto en Israel. La gran baza de esta película era contar con Robert Redford (Brubaker) como el experimentado mentor y Brad Pitt (Benjamin Button) como el joven aprendiz. A reivindicar.

AMORES QUE MATAN

Mr-Mrs-Smith-HD-Wallpapers

 

Doug Liman (Jumper) dirigió a Angelina Jolie (Salt) y Brad Pitt (El club de la lucha) en este adrenalítico film en el que dos asesinos/espías, los dos mejores de sus respectivas agencias, se enamoran sin saber lo que son respectivamente. Acción y humor a partes iguales hacen de esta película un divertimento realmente a tener en cuenta.

RECUPERANDO ALGO PERDIDO

maxresdefault

A Matthew Vaugh (X-Men Primera Generación) no se le ocurrió otra cosa que mezclar el estilo Bondiano de las pelís de Roger Moore como Panorama para matar o Solo para sus ojos y juntarlos con la acción desenfrenada de Daniel Craig. Colin Firth (El discurso del Rey) como el maestro espía de servicio secreto de su Majestad y Taron Egerton como el joven al que nada le importa y nada le preocupa hasta que ve en está vida de espia una salida a su miserable existencia. Aunque la guinda del pastel la pone Samuel L. Jackson (Pulp Fiction) dando vida al archienemigo maligno con todos los dejes que se puedan tener en un villano. Un placer culpable en toda regla y un bombazo que ha generado una secuela que veremos el año que viene.

Y EL FIN DE FUNCIÓN ES PARA…

bourne

Jason Bourne, el espía entrenado por el gobierno para “resolver” los problemas que se puedan generar en diferentes partes del mundo y que pertenece a una célula durmiente que se activa a voluntad de la C.I.A. Tres películas, La Identidad de Bourne dirigida por Doug Liman, El Mito de bourne y El ultimátum de Bourne con Paul Grengrass (United 93) como director, catapultaron hasta el infinito esta saga basada en las novelas de Robert Ludlum. La cuarta en discordia es El legado de Bourne en donde Matt Damon (El indomable Will Hunting) cedía el peso de la trama a Jeremy Renner (Matar al mensajero) que si bien no lo hacía mal no terminaba de enganchar al espectador aun cuando su trama era bien llevada por Tony Gilroy (Michael Clayton). Sea como fuere Matt Damon dejó claro meridiano que el no volvería a enfundarse en Bourne a menos que su director y escudero, Paul Grengrass se pusiese tras las cámaras y dicho y hecho, Bourne vuelve para contarnos que paso tras su final en Nueva York. La espera se ha hecho larga pero ya queda menos.

Sobre el autor del artículo

Manuel Fernández
Manuel Fernández

Añade un comentario nuevo