Viviendo como “Reporteras en guerra”

V

La película Reporteras en Guerra (Whiskey Tango Foxtrot, 2016), dirigida por Glenn Ficarra y John Requa (ambos también dirigieron Focus, 2015), está basada en las memorias de la periodista Kim Barker en su libro The Taliban Shuffle: Strange Days in Afghanistan and Pakistan.

En la película seguimos a Kim Baker (Tina Fey), una reportera de guerra destinada en Afganistán. Allí se encuentra con otros reporteros de distintas partes del mundo. Entre ellos están Tanya Vanderpoel (Margot Robbie), corresponsal de la BBC, Iain MacKelpie (Martin Freeman), fotógrafo escocés y su contacto local Fahim Ahmadzai (Christopher Abbott). Además de tener que hacer frente a los problemas propios de los cambios culturales, tendrá que tratar con las autoridades afganas, como Ali Massoud Sadiq (Alfred Molina), parte del Ministerio de Justicia; y con las estadounidenses, como el coronel Hollanek (Billy Bob Thornton).
Y lo que en principio iba a ser unos pocos meses se acaba convirtiendo en varios años.

Kim y un soldado

A lo largo de la película se tratan varios temas. Los que más podrían llamar la atención son: el periodismo y su ética, las mujeres en Medio Oriente, las guerras en general y las relaciones de pareja a distancia. Es posible que los directores, y los guionistas, hayan querido dar un mensaje o sacar una conclusión de todo esto, pero algo ha fallado. No está claro qué es lo que querían transmitir, ya que daban ciertas pinceladas de cada asunto, pero no concluían claramente.

Con relación a esto última idea decir que la película se enmarca dentro de las comedias dramáticas. Pero el género tendría que haber sido drama con ligeros, ligerísimos, toques de comedia. Ya que se ha echado de menos un poco más de humor, que es casi lo que parecía que vendían sobre la misma. Lo cual impedía desengrasar los momentos emotivos que iban sucediéndose.

reporteras_en_guerra

Además se nota que la mayor parte del peso interpretativo lo tiene Tina Fey, que además es una de las productoras de la película, ya que en comparación con el resto del reparto tiene mucha mayor presencia en pantalla y es la encargada de que el argumento se vaya desarrollando. Esto no tiene porque ser malo, pero si se dan dos situaciones como las que se comentan a continuación, puede ser perjudicial para la película.

Por un lado, la actriz de por sí es conocida por ser una gran cómica, como ya se vio en Hermanas (2015), por lo que es difícil quitarse esa imagen de la mente. Y por otro lado, algunos gestos que ella hace, incluso en momentos dramáticos de la película, la delatan como una actriz que le cuesta salir del entorno de la comedia. Aunque también hay que añadir que si se encuentra bien en ese registro, y la crítica la apoya, esperemos que siga haciéndonos reír.

El resto de actores y actrices complementan la puesta en escena. Se podría haber aprovechado más la presencia de estos en pantalla, pero cabe decir que de alguna manera todos tienen al menos un guiño cómico.

Un punto interesante de esta película es la elección de las canciones que se han incorporado en las distintas escenas, que permiten dar una transición en las escenas o relajar el tono de las situaciones.

Para terminar, y como opinión final, decir que la historia es interesante pero podría haberse contado de alguna otra manera más fluida. Así se hubiese conseguido que el espectador se pudiera identificar con la protagonista, al menos en parte.

 

Sobre el autor del artículo

Saúl Palacios
Saúl Palacios

Ingeniero industrial, interesado en temas de fe, ciencia y tecnología. El cine, la lectura y los viajes son otras aficiones que tengo.

Añade un comentario nuevo