Cine Infantil y Adiestramiento [Parte 4]- Construcción del yo en los niños

C

¿Ha intentado el cine formar una generación moldeada de una forma específica?

CINE INFANTIL Y ADIESTRAMIENTO [PARTE 4]- Construcción del yo en los niños.

En el anterior artículo de esta serie, veíamos cómo interactuaba el yo del espectador con la pantalla… Ahora bien, ¿cómo afecta esto a un niño al ver un film?

Tenemos el discurso de Ana María Machado, en el XXIV Congreso Mundial de IBBY(Sevilla, 1994), en el cual habla del origen del cuento, intercalándolo con su propia experiencia. Ana María nos habla de cómo al volver atrás sobre cuentos que leía de pequeña, descubría factores que la desconcertaban, o incluso horrorizaban. Factores raciales, sexistas y de tales índoles.

También nos habla de cómo el cuento, en un principio, tenía un mero factor de ternura, aunque más tarde se usasen para instruir. “Los cuentos […] de hadas comenzaron a ser contados para entretener a los niños y para pasar un rato agradable con ellos, dejando a un lado sus moralejas…” 

Además, pone ejemplos de libros para adultos que se han extendido a ámbitos infantiles, tales como Robinson Crusoe, Las mil y una noches o Los viajes de Gulliver. En cada uno, pueden apreciarse factores y discursos racistas, xenófobos… Por ejemplo, la libertad con la que Robinson Crusoe se proclama amo de Viernes, y cómo se asienta el concepto de selfmade man, celebrando el individualismo.

Últimamente se ponen de moda series con estética infantil, que sin embargo están enfocadas a adultos.
Últimamente se ponen de moda series con estética infantil, que sin embargo están enfocadas a adultos.

Ana María nos relata sobre ideología, afirmando que siempre está ahí, aún siendo ignorado este hecho por el autor, o el lector, y reflejando de trasfondo un conjunto de creencias de la cultura y época del escritor.

Los cuentos y relatos que nos llegan a nuestros días, están repletos de factores que nos resultan escandalosos en nuestro contexto, pero que no obstante, deben entenderse producidos en una situación diferente a la actual. Ana María Machado nos aconseja en un punto de su discurso, que sencillamente seamos conscientes de que existen estos factores, los veamos, reconozcamos, y que incluso aprendamos de ellos. Conocer para no dejarnos influenciar inconscientemente.

Muchos son los que al crecer y volver a ver sus películas de la infancia, han descubierto cosas que les han producido asombro, pero una vez vemos que están ahí, somos libres de decidir si adoptar tal postura o no. El problema, por supuesto, radica en que el sujeto no se percata de su existencia en su infancia. ¿Afectan esos factores entonces a los niños?

Un estudio realizado por Laura Perlado (Doctora en Pedagogía) y María Luisa Sevillano García (Profesora Titular de la UNED) concluye que: “la televisión disminuye la sensibilidad y hace que los niños sean más indiferentes a la violencia. Con frecuencia, cuando los padres no están disponibles […] el niño busca, en el mundo mágico que ofrece la televisión, llenar el vacío afectivo y la soledad que siente en su propio entorno”

1016020-kelly-osbourne-leads-voice-cast-disneys-7d

Ander-Egg señala que:

La televisión es considerada como el medio de mayor incidencia dentro del proceso de socialización. No cabe duda de que los niños aprenden de la televisión: ésta suministra información, presenta modelos de conducta, transmite formas de ser, ofrece valores e ideales, promueve gustos, modas y costumbres”.

La influencia puede venir explicada en el libro Psicología Evolutica I: Teorías, Métodos y desarrollo infantil:

Furth en su libro ‘El conocimiento como deseo’ postula que los deseos de los niños tienen una relación significativa con el desarrollo del simbolismo, hasta el punto que primero asimilan la realidad a sus deseos…

Es decir, la construcción de la realidad, y el mundo simbólico que rodea al niño, condicionarán sus deseos e intereses.

No obstante, el hecho de que el niño tome lo que le rodea para construir su mundo, no quiere decir que use todo el material que encuentre.

El niño irá buscando nuevos estímulos y medios con los que experimentar. Mientras que en un primer estadio estos estímulos son más físicos (tirar objetos diversos al suelo para ver qué ocurre en cada caso, o el mismo con distintas variaciones), más adelante serán más informativos o visuales. Más tarde, el niño pasará al estadio de imitación.

Por lo tanto… ¿las conductas que el niño vea en películas, van a condicionar el modo en el cual establezca relaciones con otros? Sí, aunque no será algo irreversible, debido a la multitud de estímulos que el infante tiene. Para darse un niño con una conducta muy marcada y un modo de pensar muy rígido, nada abierto al cambio ni a la curiosidad sobre otros diferentes, debería someterse a un único modo de ver el mundo durante toda su infancia.

 

CINE INFANTIL Y ADIESTRAMIENTO [PARTE 5]- El Cine y la Censura.

Caminhos-da-Floresta-1-

*Este artículo es un resumen/extracto del trabajo de libre investigación titulado

«El cine y su influencia en la creación de ideología mediante manipulación en la infancia»

por Agustín Carro Faustino. Llevado a cabo en Universidad Europea de Madrid en 2014.

Puede leerse la fuente original (que contiene la misma información, extendida) aquí.

Sobre el autor del artículo

Agustín Carro
Agustín Carro

Chico andaluz estudiando en California. Hago Arquitectura y Bellas Artes. Me apasiona el cine, devoro películas y series, y espero daros lo mejor.

También me podéis encontrar en el Equipo de Rincón del Músculo.

Añade un comentario nuevo