‘THE FRANKENSTEIN CHRONICLES’: MUGRIENTA Y SANGRIENTA INGLATERRA

&

The Frankenstein Chronicles es una miniserie de seis episodios que emite la plataforma Wuaki TV. Protagonizada por Sean Bean, uno de los actores ingleses más versátiles (ahí está el Ned Stark de Juego de Tronos) interpretando al policía John Marlott, quien recibe la misión de descubrir el paradero de varios niños desaparecidos; la espeluznante peculiaridad del caso es que las criaturas son descuartizadas y sus miembros re-ensamblados en macabros puzzles en un intento, a medio camino entre la cirugía, la magia y la ciencia, de vencer a la muerte.

maxresdefault (1)
La serie sigue la estela de producciones recientes como The Suspicions of Mr. Whicher, Ripper Street o Penny Dreadful, todas ambientadas en una Inglaterra victoriana inexorablemente brumosa, embarrada y bastante violenta –para ser Inglaterra-, con coincidencias estilísticas que llegan hasta Sherlock Holmes e incluso The Knick. El moderno Prometeo surgido de la novela de Mary Shelley, cien veces llevado a la pantalla con sus retortas, sus baterías y sus relámpagos, regresará el próximo año cuando se estrene en España Víktor Frankenstein, con Daniel Radcliffe al frente del reparto.
Si Penny Dreadful era un colorido pastiche lleno de vampiros, licántropos y pistoleros del Far West, The Frankenstein Chronicles es una historia sórdida y sobria, un thriller policíaco de los primeros tiempos de la policía, los primeros tiempos de la medicina y los últimos tiempos de la superstición religiosa. Bean encarna a un detective descreído y solitario, un hombre carcomido por la culpa en una sociedad donde el pecado no es cosa de broma, las pistolas disparan un solo tiro y la sífilis no tiene cura.
Como acostumbran las producciones británicas, The Frankenstein Chronicles exhibe una calidad indiscutible, aunque las coordenadas de género son fácilmente reconocibles; un héroe vulnerable enfrentado a una maldad absoluta y esquiva a la vez, personajes femeninos con la promesa del amor y la redención… En fin, esperemos que esta serie, entretenimiento de calidad, llegue a la TV en abierto; anotémoslo como uno de los muchos deseos para 2016.

Sobre el autor del artículo

Marc Sanchís

Añade un comentario nuevo