¿Seguro que “Todo es culpa de Freud”?

Con el estilo que caracteriza al director italiano Paolo Genovese, podemos ver la comedia dramática Todo es culpa de Freud (Tutta colpa di Freud) estrenada en su país de origen a principios del año 2014. El guión de la película ha sido escrito por él, y está basada en su novela homónima.

Entre el reparto tenemos a algunos actores que posteriormente participarán en la película Perfetti sconosciuti (2016). Los protagonistas son Marco Giallini, Anna Foglietta, Vittoria Puccini (Magnifica presenza, 2012), Laura Adriani (Questi giorni, 2016).

La trama de la película consiste en un psicólogo llamado Francesco (Giallini) que ayuda a sus tres hijas, Sara (Foglietta), Marta (Puccini) y Emma (Adriani) con sus relaciones sentimentales. A su vez ellas le ayudan a él en asuntos del corazón. Empezando por la mayor, Sara, tenemos a una lesbiana que por rupturas anteriores está probando cómo se siente saliendo con hombres. La mediana, Marta, conoce a Fabio (Vinicio Marchioni, Volver a nacer, 2012) en la librería que ella regenta, y que resulta que es sordomudo. La más joven, Emma, está saliendo con un arquitecto de más de 30 años de diferencia llamado Alessandro (Alessandro Gassmann, Il nome del figlio, 2015). Y por último está Francesco que está enamorado de una mujer (Claudia Gerini, John Wick: Pacto de sangre, 2017) que ve todos los días por la calle paseando a un perro.

Como se ha dicho anteriormente, la historia es narrada con un estilo que permite combinar la comedia y el drama de forma que no resulte muy incómodo para el espectador. Estilo que también se puede encontrar en otras producciones italianas recientes. Viendo las escenas cómicas, lo más llamativo son las situaciones un tanto surrealistas que viven los personajes. En algunos casos alcanzadas por los enredos que se van generando. Por otro lado, en las escenas más dramáticas y románticas se pueden vislumbrar algunos mensajes de familiaridad y complicidad entre amigos. Y también relacionados con los problemas propios de las distintas edades de los protagonistas.

La mayor desventaja que encontramos se encuentra en la interpretación por parte de algunos actores. Teniendo la mayoría de ellos una amplia trayectoria en distintos géneros, incluso con sobrada experiencia en la comedia dramática. Es por ello que resulta extraño encontrarse con algunos personajes que no consiguen trasmitir sus emociones en los momentos clave. Y lo único que tenemos de ellos son sus diálogos para entender sus sensaciones.

Un punto a destacar es la banda sonora que tiene la película. Empezando por la canción principal con el mismo título que la película. Además de las que se pueden escuchar en el tráiler. A lo largo de la película van acompañando los distintos momentos y estados de ánimo por los que pasan los personajes.

Para finalizar esta crítica, podemos decir que Todo es culpa de Freud en general es una buena película. Prueba de ello son las nominaciones que ha conseguido por parte de la Academia de Cine Italiano (Accademia del Cinema Italiano) y por el Sindicato Nacional Italiano de Periodistas de Cine (Sindacato Nazionale Giornalisti Cinematografici Italiani). Además consigue entretener durante las 2 horas que dura.

¿Te ha gustado el contenido? ¡Suscríbete a nuestra newsletter semanal!






Saúl Palacios Written by:

Ingeniero industrial, interesado en temas de fe, ciencia y tecnología. El cine, la lectura y los viajes son otras aficiones que tengo.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *