‘¿Qué invadimos ahora?’, comparaciones odiosas

El próximo 27 de mayo se estrena en España ¿Qué invadimos ahora? el último documental de Michael Moore. El arranque del film es simple: Moore reúne a los gerifaltes del ejército norteamericano y les dice que, dado que todas las guerras libradas por el país desde 1945 (Corea, Vietnam, Afganistán) terminaron en fracaso, ya no se enviarán tropas a ninguna otra parte; en vez de eso él solo, Michael Moore, “invadirá” aquellas naciones que tengan algo valioso para los EUA y plantará allí las barras y estrellas.
Por supuesto este encuentro jamás se produjo, pero Moore utiliza la ironía para denunciar el ingente gasto militar norteamericano, basado en la amenaza (exagerada o directamente inventada, como aquellas armas de destrucción masiva de Saddam) de un enemigo permanente sin que reporte beneficios para los ciudadanos. Beneficios como por ejemplo educación gratuita y vacaciones pagadas, que en nuestra Europa del bienestar damos por sentados… a pesar de los recortes. Así, Moore, sin más armas que su bandera, visita diversos países del Viejo Continente y también Túnez “a la conquista” de las cosas buenas de la vida.

invadimos
Empieza por Italia, donde “todos parecen que acaban de tener sexo”, y alucina cuando una pareja treintañera le explica que tienen paga extra de Navidad y cuatro semanas de vacaciones, sin contar las fiestas patronales, los pluses por antigüedad o las bajas por maternidad; Moore les responde que en América las semanas de vacaciones por convenio “son cero, a no ser que consigas dos con un buen sindicato, y no más de tres con un sindicato buenísimo”. Moore sigue flipando en colores -y sabores- al probar el exquisito y sanísimo menú de una escuela en Francia; la comparación con las comidas prefabricadas, insípidas e hipercalóricas de los institutos norteamericanos no puede ser más reveladora.
Esta ruta de las comparaciones odiosas prosigue por Eslovenia y sus excelentes universidades gratuitas, mientras que en Estados Unidos puedes acabar en prisión por no devolver tus créditos bancarios por estudios, por Noruega y sus cárceles de máxima seguridad donde nadie va armado, por Islandia y sus banqueros corruptos encarcelados, en tanto que los especuladores de Wall Street se fueron de rositas… claro está que la visión de Moore es totalmente parcial, y no lo oculta. Pero también es un patriota –que no un patriotero- y recalca que estas ideas de legislación laboral progresista, prohibición de castigos degradantes, libertad suprema del individuo, etcétera, fueron invenciones americanas, por más que en la actualidad el american dream esté tocado y casi hundido.
En suma, otro dedazo en las llagas purulentas del poder firmado por este liberal a ultranza, ganador del Oscar con la perturbadora Bowling for Columbine, del César, la Palma de Oro y el Premio del Aniversario del festival de Cannes y autor del único documental en la historia del cine (Fahrenheit 9/11) que ha superado los 200 millones de dólares de recaudación. Y si todo lo anterior no basta, añadiremos que las dos horas de ¿Qué invadimos ahora? transcurren en un suspiro.

¿Te ha gustado el contenido? ¡Suscríbete a nuestra newsletter semanal!






Marc Sanchís Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *