‘Matrix’, una película para volver a ver

&

Hay películas que no dejan indiferente a nadie. Que han quedado en la memoria colectiva de una generación y que, por lo tanto, forman parte de la cultura popular.

En esta ocasión hablaremos de una de estas películas: Matrix.

Matrix es una película de ciencia ficción estrenada en el año 1999. Dirigida por los hermanos Wachowski, directores de las películas «El atlas de las nubes» («Cloud Atlas», 2012) y «El destino de Júpiter» («Jupiter Ascending», 2015), entre otras. Y protagonizada por Keanu Reeves, Laurence Fishburne, Carrie-Anne Moss y Joe Pantoliano.

Incluso desde antes de su proyección en las salas de cines, ya había indicios de que iba a ser un fenómeno social. Empezando por los efectos especiales que en el trailer se pudo ver. El ejemplo más evidente fue el efecto «bullet time» (técnica con la que se consigue la sensación de poder detener el tiempo, pero seguir grabando alrededor de los actores). Aunque este efecto se conocía años antes del propio estreno, y que se utilizó en diferentes medios, incluida otras películas, fue gracias a Matrix que se popularizó.

thematrix

Aparte de los efectos especiales, que significó una gran inversión económica por parte de la productora, otro aspecto llamativo de esta película es el argumento de la misma. Matrix trata del descubrimiento, por parte de un hacker (pirata informático), llamado Thomas A. Anderson, alias Neo, de un mundo controlado por máquinas y ordenadores, y que la mayoría de las personas ignoran. Durante el proceso de descubrimiento, se encuentra acompañado de Morfeo y Trinity, que le van mostrando cómo de diferente son las cosas entre ambos mundos.

Quizá debido a este peculiar argumento, y para aumentar el halo de misterio de la película, podemos encontrar diálogos filosóficos sobre diversos temas (la verdad, la realidad, la autoridad, entre otros). Además de guiños a metáforas conocidas por el público general, como es el caso de «Alicia en el País de las Maravillas». En ocasiones podría parecer que son demasiado pomposos e innecesarios, y eso podría hacer que muchos espectadores pierdan el interés en la película. Pero es este mismo motivo, el que a otros nos anima a seguir atentos a lo que ocurre en la pantalla, y que nos guste.

La repercusión que tuvo la película hizo que los hermanos Wachowski se vieran en la necesidad de hacer el guión y rodar una doble secuela («Matrix: Reloaded» y «Matrix: Revolutions«, ambas estrenadas en 2003) y crear, junto con otros directores, una serie de cortos animados («The Animatrix«, 2003).

Aunque han pasado más de 15 años, aún siguen surgiendo rumores sobre una cuarta película. E incluso, se llegó a mencionar la posibilidad de otra trilogía. Algunas fuentes citaban a los mismos directores y actores como interesados en producirlas. Pero hasta que se haga realidad, si es que alguna vez la llevan a cabo, podemos seguir viendo las películas anteriores.

En conclusión, Matrix es una película que se puede ver desde diferentes perspectivas. Ya sea para pasar una tarde o una velada con una película de acción, y ciencia ficción, sin más. Para disfrutar de los efectos especiales utilizados. Para meditar y analizar la filosofía (o filosofías) que encierra la película. O para todo lo anterior. En cualquier caso, nunca viene mal recordar, o aprender, ¿qué es Matrix?

Sobre el autor del artículo

Saúl Palacios
Saúl Palacios

Ingeniero industrial, interesado en temas de fe, ciencia y tecnología. El cine, la lectura y los viajes son otras aficiones que tengo.

Añade un comentario nuevo