Lucha de Divas: ¿Qué fue de Baby Jane?

L

Que Bette Davis y Joan Crawford se odiaban es algo más que sabido por todos los amantes del cine. Por ello, el lograr juntar ambas maestras de la interpretación en un mismo film resultó un bombazo en la época, y aún hoy en día, sigue siendo impactante. El odio que se profesaban tras las cámaras se traslada al propio argumento y set de rodaje de la película por lo que la animadversión se hacen aún más patente para jolgorio de su director, Robert Aldrich¿Qué fue de Baby Jane? es la adaptación cinematográfica del libro del mismo título escrito por Henry Farrell, conocido también por ser co-guionista de la película igualmente dirigida por Robert Aldrich, Canción de cuna para un cadáver.

El género de suspense psicológico gótico, fue el mejor elegido para que ambas divas sacaran sus garras. Y lo hicieron, tanto delante cómo tras las cámaras, ya que durante todo el rodaje tuvieron mil y un enfrentamientos que lograraron conseguir un resultado final perfecto desembocando en la nominación de Bette Davis a los Oscar. El premio  finalmente recayó en Anne Bancroft por El milagro de Anna Sullivan. Como anécdota, cuando la Davis perdió el Oscar se comenta que Joan Crawford se acercó a ella y la dijo: ¡JÁ!

 

ARGUMENTO

¿Qué fue de Baby Jane? narra la historia de dos hermanas separadas por el odio y las envidias y unidas a la fuerza por la tragedia. Jane es una niña prodigio que triunfa en el mundo de la canción y la interpretación. Su hermana Blanche la detesta porque Jane atrae toda la atención, tanto del público como de sus propios padres. Cuando pasan los años y ambas se hacen adultas, las tornas girarán y será Blanche quien triunfe en el cine y Jane se convierta el la rémora de su hermana. Un accidente desencadenará la obligada retirada de Blanche y reclusión en una mansión en la que ambas convivirán por el resto de sus días.

Se trata de una película excelente en su género y con un elemento característico y cuanto menos curioso: Contiene dos prólogos.

La acción del primer prólogo se desarrolla en 1917 y nos cuenta el éxito artístico de la Jane niña así como el odio arrebatador que esto provoca en su hermana Blanche. También veremos la inquietante réplica de Baby Jane hecha muñeca.

El segundo prólogo, se desarrolla en 1935 y acaba con un trágico y misterioso accidente que dejará a Blanche postrada en una silla de ruedas de por vida. Este accidente será la clave para el desenlace final de la película.

La muñeca, la silla de ruedas, y la canción I’ve Written A Letter To Daddy junto a el trastorno psicológico adulto que Jane  sufre, lograrán construir un ambiente tétrico y terrorífico que mantendrá en vilo al espectador durante todo el metraje de la película.

 

TORTURA PSICOLÓGICA

Un momento cumbre de la película lo viviremos con la secuencia de la tortura psicológica que ejerce Jane contra Blanche a través de la inanición provocada. En un momento dado, entra en su habitación llevándole una bandeja con comida, antes de ofrecérsela le dice: “Hay ratas en el sótano”. Jane sale de la habitación y se queda esperando la reacción de Blanche en el pasillo. Blanche destapa la bandeja de comida y comprueba horrorizada que su hermana le ha servido para comer una  rata y al gritar veremos como Jane se ríe a carcajada limpia.

que-fue-de-baby-jane-1962-robert-aldrich-original

También, y en la misma línea está el momento «pajarito».  Blanche se lleva la jaula para limpiarla…el pájaro nunca vuelve y Blanche se niega a comer pensando que el pájaro estará debajo de la bandeja….hasta que el hambre puede con ella y se aventura a levantar la tapadera para comprobar que efectivamente, en ella está su pajarito. Hay que destacar que en ambos acontecimientos son incluidos como novedosos en el guión ya que en el libro sí aparece el pájaro en la bandeja pero no  la jaula, ni la rata.

babyjane2

 

Podemos en resumen, recomendar fervientemente el visionado de ésta película como un “must” de la historia del cine y, sin duda alguna, para poder presenciar la electrizante lucha de dos fieras de la interpretación como han sido Bette Davis y Joan Crowford.

 

 

Sobre el autor del artículo

Silvia Alonso

Añade un comentario nuevo