Los vestidos más icónicos del cine

El cine y la moda han estado siempre relacionados entre sí. Cuando recordamos las películas protagonizadas por las mujeres más icónicas de la historia del cine, todas tienen algo en común: el vestido perfecto. Las damas de estas películas no sólo destacaron en dichos filmes por su gran belleza, sino que además, no hubiesen sido nada sin su exquisito vestuario. Y viceversa.

Por eso, en Diario del Cineasta nos hemos permitido hacer una pequeña lista de todos aquellos vestidos que son característicos tanto de sus películas, como de sus personajes; y además, han ido más allá y forman parte de la historia del cine.

  • Marilyn Monroe. La tentación vive arriba, 1955. Nuestro ranking no podía empezar con otra persona que no fuera ella. Reconocida como una de las figuras más icónicas de la historia; no sólo del cine, sino de la sexualidad, el erotismo y la belleza. Por todos es conocida la típica escena de esta película, donde pararse sobre una salida de aire del metro jamás habría sido tan sexy. El vestido blanco que la tentación rubia llevaba en esta escena no solo marcó una importante pauta en su tiempo sino que además, representa una de las imágenes más recordadas de Marilyn Monroe. El vestido fue diseñado en 1955 por William Travilla.

mr2

  • Audrey Hepburn. Desayuno con diamantes, 1961. Otra mujer que supone un icono de la moda, el cine y la belleza. Este Givenchy negro que Audrey Hepburn llevaba en la película de Blake Edwards es uno de los más icónicos e imitados. No sabemos como Holly, la protagonista del filme, podía permitírselo ya que parece pasar algunas penurias económicas, pero gracias a él su silueta, su sonrisa y ese carismático cigarrillo son algo que nunca querríamos que cayese en el olvido. Y por supuesto, solo Audrey Hepburn podía lucirlo con tanto encanto.

1086939

  • Judy Garland. El mago de Oz, 1939. Cuando se estrenó la adaptación del famoso libro de El mago de Oz, Judy Garland no sólo brilló por su interpretación de Dothory, sino también gracias a sus zapatos rubí y a su sencillo vestido azul. Este vestido fue creado por Adrian, un legendario diseñador de vestuario.

pict

  • Rita Hayworth. Gilda, 1946. Otra de las divas más carismáticas del cine, donde protagonizó uno de los striptease más memorables de la historia con un vestido que brillaba en el cuerpo de la artista. El vestido de satén consiguió enfadar a los más moralistas de la época, que quisieron censurar la famosa escena.

gilda-black-dress-use

 

  • Kate Winslet. Titanic, 1997. No podemos entender la película de James Cameron sin pensar en Kate Winslet y su maravillosa interpretación. Muchos fueron los vestidos deslumbrantes que formaron parte del vestuario de la película. Pero quizá el más destacado es el que lleva Rose durante el hundimiento del barco. Este precioso vestido contó con 24 versiones idénticas realizadas con tejidos que lucían de misma manera tanto secos como mojados.

grid-cell-20792-1389761313-11

  • Vivien Leigh. Lo que el viento se llevó, 1939. El personaje femenino más famoso de la historia del cine no podía faltar en esta lista. Escarla O’Hara contaba con un amplio vestuario con el que soñaría cualquier chica de la época, pero todos los fans de la película recordamos aquel maravilloso vestido que Escarla se autoconfeccionó con las cortinas de su madre. La belleza de Vivien Leigh es indiscutible, y es que hasta enfundada en un vestido cortina se veía igual de hermosa.

jail4

  • Julia Roberts. Pretty Woman, 1990. Todos recordamos la típica escena de una jovencísima Julia Roberts en la piel de Vivian yendo por las calles de Rodeo Drive queriendo convertirse en toda una dama, en busca de un modelito con el que salir con un muy apuesto Richard Gere. El famoso vestido rojo que ella se pone para ir a la ópera, quizá sea, uno de los más espectaculares de las últimas décadas.

Moda-y-Cine-Julia-Roberts-vestido-rojo

  • Sharon Stone. Instinto Básico, 1992. Uno de los vestidos más famosos del cine de los años 90 es el que todo el mundo conoce no por como luce y queda en el cuerpo de Sharon Stone, sino por lo que oculta debajo y el erotismo de la propia escena; uno de los interrogatorios más conocidos de la historia del cine gracias a las descomunales piernas de la asesina Catherine Tramell que consiguió despistar con mucha inteligencia a todos los policías de esa sala.

1265722_640px

  • Nicole Kidman. Moulin Rouge, 2001. Como olvidar a la atractiva Satine. Uno de los papeles más recordados de la atractiva Nicole Kidman que supuso un antes y un después en su carrera profesional. El traje más recordado de la peculiar Moulin Rouge es el vestido rojo fuego que Satine luce encima de aquel cubículo con forma de elefante, mientras se enamoraba de un soñador Ewan McGregor.

moda-cine-3-vestidos-rojos-L-hmqRiY

  • Keira Knightley. Expiación: más allá de la pasión, 2007. A pesar de que la película no es de hace muchos años, el maravilloso vestido verde diseñado por Jaqueline Durán que Keira Knightley luce en la película se ha ganado un hueco junto a los más famosos del cine. Además de esto, Knightley lo usó en una de las escenas más claves de la película, bajo unos colores y una belleza espectaculares.

el-maravillosop-vestido-de-Keira-Knightley-en-Expiación

 

 

¿Te ha gustado el contenido? ¡Suscríbete a nuestra newsletter semanal!






Cecilia Gil Written by:

Amante del buen cine, el té rojo y las palomitas.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *