‘La perrera’, ¿realidad o ficción?

&

El filme La perrera, trata sobre la delincuencia juvenil y cómo puede cambiar en las personas un reformatorio. El director Kim Chapiron, nos adentra en la película a través de tres personajes principales,  que tienen que cumplir condena por diferentes delitos, con diferentes categorías. Les cambiará la vida radicalmente, debido a los acosos sufridos o comportamientos de los guardas del reformatorio. Los jóvenes se unirán para poder batallar cada día y sobrevivir en lo que realmente es un infierno.

dogpound

El director franco-vietnamita realiza terribles películas francesas, donde nos muestra la realidad sin ningún tipo de maquillaje.  Por ello le escogieron para realizar una crítica sobre el sistema estadounidense en los reformatorios juveniles. No quedándose atrás, nos muestra una historia dura y real, con una temática recurrente y un desarrollo de la trama totalmente esperado, pero que hace que sintamos que es más real aún lo que nos muestra. En un principio a Kim Chapiron le atraía esta temática pero pensaba que sería incapaz de abarcarlo, ya que no tenía ningún conocimiento sobre ello. Por ello se pasó un año entero en correcionarios para documentarse fielmente y así reflejarlo en su película. Según contó el director:

“En los Estados Unidos, los centros de menores son la mayor parte establecimientos privados. No son exactamente un negocio, pero los reclusos son una mano de obra muy barata. Los niños suelen hacer muebles; son trabajos muy duros que se combinan con la rehabilitación.”

Se va a basar en muchas de sus vivencias e incluso cogiendo a internos de los propios reformatorios, que sin guión previo les ponía en situación y les dejaba libertad para actuar. La actitud de los personajes, va hacer que sea una película con gran fluidez narrativa, sin detenerse  en los detalles o en la vida de los personajes, porque quiere que el espectador se centre en los sucesos que pasan y medite sobre ello.

la_perrera

Es una película que llega al espectador y hace que se replantee si en realidad hay una concesión o un tipo de sistema que realmente cubra a estos jóvenes o por otra parte, es una falta reintegración social, ya que les convierten en verdaderos monstruos y delincuentes, que en un principio no lo eran. Por ello, no intenta que el espectador empatice con ninguno de los personajes, sino mostrar el ambiente que hay y las diferentes vivencias.

Un filme que no deja indiferente a nadie y un modo de reflexión sobre lo que realmente es una reinserción social, un reformatorio y cómo abarca estos temas el sistema, que mira hacia otro lado. Todo ello, acompañado de una gran selección en su banda sonora, que hace que nos involucremos con mayor facilidad en su película y meditemos sobre este tema.

Sobre el autor del artículo

Estefanía Juárez
Estefanía Juárez

Estudiante de Historia del Arte y Gestión y Dirección de Industrias Culturales, apasionada de todas las artes y en especial del cine y la pintura. Las cuales, nos enseñan una nueva forma de ver la realidad.

Añade un comentario nuevo