In the Flesh, miniserie británica realizada por Dominic Mitchell y emitida por la BBC Three, nos anuncian a mitad de su tercera la temporada, la cancelación de dicha serie. No es una serie que destaque  por su temática, ya que trata sobre zombis, siendo un argumento abrumador en esta época, al igual que los vampiros.

La sinopsis de la serie trata de la reinserción de los muertos a la vida, que han resucitado como zombis y se medican para poder ser humanos. Esta historia nos la muestran a través de Kieren Walker, que vuelve al seno de su familia tras haberse suicidado cuatro años antes. Miles de muertos en una misma noche llamada el amanecer, resurgen como zombis atacando a los vivos. Son capturados y llevados a rehabilitación, después de inyectarles su medicamento vuelven a ser aquellas personas antes de fallecer, son los llamados los pacientes del síndrome de muerte parcial. Sin el medicamento, vuelven a su estado zombi, matando a sus familiares o gente más afín a ellos. Además de tener pesadillas y recuerdos de su período “muerto viviente”, que recuerdan cómo comían personas.

reinserción

Lo sorprendente de esta serie es la crítica que hace de los perjuicios que tiene la sociedad ante lo desconocido o los cambios que escapan a sus manos, sin olvidarnos de la religión que hay por medio y que es  tan influyente en estos casos. Es decir, la serie nos lleva a debatir si se podría aceptar ante la sociedad la reintegración del paciente del síndrome de muerte parcial. En un principio se tendría miedo y rechazo como se representa fielmente en la serie, pero al ser un familiar tuyo lo aceptas y lo escondes ante la sociedad sí es necesario, para que no sea perseguido ni matado como la otra parte de la sociedad piensa. Vivimos en una sociedad, donde la opinión de nuestro entorno es importante, por temor al qué pensarán.

También cabe destacar cómo el director ha querido humanizar a los zombis de la serie, ya que siendo una historia ficticia, no escapa tanto de los problemas de la realidad. Como novedad de la miniserie y cosa que llama la atención al espectador, es como son tratados los personajes zombis. Se toman cervezas, se enfadan, enamoran, practican sexo, prostitución entre vivos y muertos…

Los temas centrales son la redención, perdón, rechazo y aceptación ante la sociedad. Por lo tanto In the Flesh, nos muestra con gran éxito y sensibilidad toda la complejidad que rodea al personaje principal, que tiene una segunda oportunidad para arreglar su pasado, tras haberse suicido por la muerte de su mejor amigo. Una historia que deja marcado al espectador y se diferencia del resto de series de zombis que nos tienen acostumbrados a ver, ya que no trata de un mundo zombi, sino de la vida que les espera después de este estado.

Encontramos otro hilo de discusión como el qué apariencia llevar. Tras estar en rehabilitación, les dan materiales para maquillarse su tono de piel y lentillas de color para ocultar sus ojos. Algunos lo llevan a cabo para esconder su imagen de no vivo, pero otros viven al límite con su apariencia, pese a lo que les pueda pasar. Por lo que todas estas cuestiones morales y éticas, las iremos viviendo con el protagonista, siendo una serie que no te dejará indiferente.

Kieren

Sobre el autor del artículo

Estefanía Juárez
Estefanía Juárez

Estudiante de Historia del Arte y Gestión y Dirección de Industrias Culturales, apasionada de todas las artes y en especial del cine y la pintura. Las cuales, nos enseñan una nueva forma de ver la realidad.

Añade un comentario nuevo