‘Fences’, cercas difíciles de construir

&

Algunos construyen cercas para mantener a las personas fuera, y otros construyen cercas para mantener a las personas dentro.

Esta reflexión la encontramos en la última película de Denzel Washington, estrenada en diciembre. En Fences (2016), película a la que nos referimos, además de dirigirlo, Denzel Washington se pone en la piel del protagonista, Troy Maxson.

Basada en la obra de teatro y Premio Pulitzer del mismo nombre del autor August Wilson. En ella se narra la vida de Troy Maxson, un hombre negro que trabaja en la empresa de recogidas de basuras de Pittsburgh, y su familia. Compuesta por su esposa Rose (Viola Davis) y su hijo Cory (Jovan Adepo). Además también podemos encontramos a Jim Bono (Stephen McKinley Henderson), un amigo de hace mucho tiempo de Troy.

Viola Davis y Denzel Washington

La principal baza para ir a los cines a ver esta película es el reparto. Estamos hablando, por supuesto, del matrimonio protagonista. Denzel Washington (Training Day, 2001) hace una estupenda interpretación de Troy. Washington aporta los distintos matices que se dan a lo largo del tiempo en la vida del protagonista.

Pero incluso mejor que él tenemos a Viola Davis (The Help, 2011). Davis es un excelente apoyo a la interpretación de su compañero. Hay ocasiones en los que ella sola consigue eclipsarle. Lastima que no haya tenido más tiempo en pantalla para poder desplegar más su capacidad interpretativa.
También es necesario reconocer la labor realizada por Jovan Adepo (serie The Leftovers, 2014). Pero ante la presencia de los dos grandes actores anteriores, se nota la diferencia interpretativa con ellos.

Un aspecto negativo que se ha encontrado en este drama es la forma en la que se ha realizado las transiciones. Esto puede ser debido al hecho mismo de realizar la adaptación de una obra teatral al cine. Un aspecto también criticable, aunque de menor importancia, podría ser los momentos dramáticos que se suceden a lo largo de la película. Pero es a su vez esas escenas en las que los actores sacan a relucir su capacidad interpretativa.

Por último podemos mecionar que la historia que se narra es interesante. Ya que podemos ver cómo un padre de familia busca lo mejor para sus seres queridos. Y los problemas que hay entre un padre y los hijos a causa de las preferencias de cada uno de ellos. En general, las relaciones que se establecen entre los miembros de la familia entre sí.

Respecto a la dirección sólo podemos notar el trabajo decente realizado por parte de Denzel Washington. Pero sabemos que en este tipo de películas lo más llamativo e importante es el guión o la obra en la que se basa, como es el caso de esta que tratamos en esta crítica.

En resumen, Fences es una película que merece la pena verse. Un argumento más para decidirse a verla podría ser los premios internacionales que ya ha conseguido. Entre el que destaca el Premio Globo de Oro a la Mejor Actriz de Reparto a Viola Davis. Y otros premios más que están por llegar, como podrían ser los Premios Oscar 2017.

En España y en Latinoamerica se estrenará en febrero. De momento podemos ver el tráiler.

Sobre el autor del artículo

Saúl Palacios
Saúl Palacios

Ingeniero industrial, interesado en temas de fe, ciencia y tecnología. El cine, la lectura y los viajes son otras aficiones que tengo.

Añade un comentario nuevo