“Autómata”: otra de robots

&

automata

Llega un día en el que las máquinas no funcionan como nosotros esperamos. ¿Necesariamente significa que funcionan “mal”?

Hoy hablaremos de Autómata (2014), película de ciencia ficción sobre robots. Protagonizada por Antonio Banderas y en los papeles secundarios encontramos a Birgitte Hjort Sørensen, Dylan McDermott, Robert Forster y Melanie Griffith. Dirigida por Gabe Ibáñez (“Hierro“, 2009), además de ser uno de los guionistas.

La película nos presenta un futuro en el que, debido a una gran desertización global, las ciudades están siendo cubiertas lentamente por arena. Y los robots que inicialmente fueron construidos para evitarlo, al no poder cumplir su propósito, se reconfiguraron para ayudar a las personas en tareas domésticas y como mano de obra en general. En ese escenario, tenemos a Jacq Vaucan, un agente de seguros de la empresa encargada de la construcción de robots, que se dedica a comprobar las reclamaciones que se presentan. Un día, en una de sus investigaciones, es testigo de un comportamiento inusual en un robot, lo que le lleva a averiguar el motivo de tal comportamiento.

Autómata nos intenta entretener durante más de una hora y media, pero le falta desarrollar alguna de las ideas que allí se expresan. Quizá querer darle un sentido en conjunto, haga perder el interés de los espectadores. Porque dice varias cosas interesantes, pero no profundiza más, dejando al público con la sensación de haberse perdido algo en alguna escena anterior. Es evidente que el tema de la robótica está de moda, y varias películas y productoras de cine quieren aprovechar para sacar beneficio. En algunos casos se nota que les ha faltado tiempo para indagar un poco más, y poder introducir máquinas “pensantes” de una manera más coherente.

automata-banderas

Otro punto negativo del largometraje es que prácticamente el peso interpretativo recae en Antonio Banderas. Y aunque sabemos que es un buen actor (como ya demostró en películas como “Desperado“, 1995, “Evita“, 1996, o “La máscara del zorro“, 1998), aquí hace lo que puede para defender el argumento. Pero no consigue salvar todos los cambios que se presentan. Podemos suponer que se deba a que como productor haya puesto la condición de que sea él que tome las riendas. Pero aún con todo, en la película había posibilidad de dar más minutos al resto de actores secundarios.

Pero dentro de todo lo negativo que hemos comentado, podemos mencionar algunos puntos que podrían convencernos para ir a verla, aunque sólo sea una vez. Por un lado tenemos, como ya hemos dicho, la premisa inicial de que la película trata temas relacionados con robots: inteligencia artificial, las leyes de la robótica (que en la película lo llaman protocolos, de seguridad) y, tangencialmente, las capacidades de los seres humanos para relacionarse con las máquinas. Por otro lado, tenemos escenas de acción que involucran tiroteos, que no están de más si los diálogos no son interesantes.

Por lo que si os gusta las películas de acción o de ciencia ficción, en Autómata, tenéis una película para ver. Si ninguno de los dos es vuestro género favorito de película, posiblemente no sea una buena elección ver esta película.

Sobre el autor del artículo

Saúl Palacios
Saúl Palacios

Ingeniero industrial, interesado en temas de fe, ciencia y tecnología. El cine, la lectura y los viajes son otras aficiones que tengo.

Añade un comentario nuevo