Actores detrás del Método

La actuación de método, llamada generalmente el Método, es un conjunto de técnicas de actuación teatral desarrolladas a partir del sistema de Stanislavski, que los actores usan para entrar en las emociones del personaje que interpretarán.  El concepto de Constantin Stanislavski consistía en obtener una apariencia realística del personaje, conectándose personalmente con sus emociones, memorias e ideologías.  Entre los profesores más influyentes que han utilizado este sistema están Ryszard Boleslawski, Michael Chekhov, Lee Strasberg, Stella Adler,Harold Clurman, Robert Lewis, entre muchos. Todos ellos son deudores de las teorías de Stanislavski y sus discípulos.

Daniel Day Lewis – Lincoln

 

Daniel Day Lewis, practicante del Método, ha sido altamente aclamado como un fantástico, extrovertido y extremadamente talentoso actor por innumerables instituciones y críticos. Actuaciones como Lincoln, Pandillas de Nueva York, Pozos de Ambición y Mi Pie Izquierdo; Daniel se adentra de una manera poética en su personaje.  En Lincoln, Daniel pasó un año completo estudiando la vida de Abraham Lincoln cautelosamente. En el set, se sabe que Daniel se hacía de oídos sordos al escuchar conversaciones de sus compañeros acerca de eventos actuales, aparte de que se les aconsejaba no tener aparatos eléctricos cerca de él ya que su inmersión hacia el personaje de Lincoln fue total.

metodo
Robert de Niro – Toro Salvaje

En 1980, Robert De Niro se empeñó en deliberar una actuación majestuosa en la película dirigida por Martin Scorsese (Toro Salvaje). Ganando 60 lbs. de peso, Robert trató de estar al margen de la vida diaria de Jake La Motta, bebiendo, fumando excesivamente y principalmente practicando boxeo.  Cabe destacar que De Niro ganó 3 titulos de boxeo en Nueva York al terminar la producción.  Scorsese se preocupaba demasiado por su actor ya que la transformación de Robert fue tan drástica que algunos se preguntaban si no tendría después problemas de salud, ya que las 60 lbs. ganadas en peso fueron obtenidas en la última fase de  grabación en un periodo muy corto.  Las preocupaciones terminaron cuando De Niro resultó ganador del Óscar siendo su actuación una de las mejores en la historia del cine.

¡El horror! ¡El horror! El gánster de la actuación nos entrega una brillante actuación representando al Coronel Kurtz, un tipo brutal, abominable que no obstante, ejerce una sutil fascinación; se trata de esa fascinación que ejercen los personajes sin límite (Hitler o Stalin, por poner dos ejemplos que la ejercieron). Donde el horror convive con la poesía y la cultura. Brando, que para pasmo y horror de Coppola, se presentó en el set de rodaje en Filipinas sin haber leído la novela ni el guión, y con más de veinte kilos de más que hubo que disimular rodándole siempre entre sombras. Improvisando la mayor parte de sus diálogos, dejó en esta película frases tan míticas como aquella sobre “El horror…” o cuando habla del caracol deslizándose por el filo de una navaja, entre muchas, de su legendario discurso. No cabe duda que fue una ola de drama, suspenso y tristeza la que recibió el espectador al escuchar sus grandiosos diálogos.

metodo
Al Pacino – Serpico

 

 Al Pacino en 1973, se adentra en el papel de Frank Serpico, policía honesto que trata rendir justicia a Nueva York desentrañando a los policías corruptos de su unidad, luchando con su yo interior en una batalla entre lo moralmente correcto y lo inmoral. Se rumora que para el papel el actor italoamericano practicaba fingiendo arrestos en la vida real con sus compañeros o ciudadanos sin precaución alguna. Al igual se sabe que sus distintos “disfraces” que ocupaba en las escenas los usaba en la vida cotidiana; tales como: vestimenta de rabino, obrero, policía e hippie. Entregándonos una magnífica y honesta actuación,  Serpico es sin duda alguna, una de sus actuaciones más sensibles y honestas que hemos recibido por parte suya.

Para interpretar al archienemigo de Batman (El Guasón o El Joker) en la aclamada película de Christopher Nolan. Heath, al inicio de la producción se encerró en su cuarto de hotel para crear “El diario del Guasón” con recortes de cómics, fotografías de payasos, cartas del joker e imágenes de La Naranja Mecánica de Stanley Kubrick.  Al comenzar el rodaje, se reporta que Ledger dormía alrededor de 2 horas por noche, más que nada para obtener la empatía de un psicópata esquizofrénico. “Mi cuerpo estaba exhausto simplemente ya no podía más, y mi mente seguía y seguía” Ledger relata.  Al paso del tiempo, antes de concluir su siguiente film  El imaginario del Doctor Parnassus, Heath Ledger trágicamente fallece a causa de una sobredosis, pero no sin antes dejarnos impresionados con su gran actuación como El Guasón. Un personaje que simplemente rompe esquemas en lo que viene siendo relación actor-personaje, donde Heath Ledger nos muestra los límites de la mente humana con gran ingenio y sombría.

Hoy en día sigue ejerciéndose esta influencia profundamente y la extensión alcanzada por todo el mundo y aún sigue aumentando. Hombres como Jean Vilar en Francia y Eduardo Filippo en Italia lo reconocen, así junto a otros colegas de Gran Bretaña, Estados Unidos, Japón, China, Checoslovaquia, España, Polonia y de las naciones más jóvenes de distintos continentes que siguen la vía de la evolución independiente. Stanislavski se ha convertido en la bandera de la lucha por un arte realista. Apuntando igualmente contra el naturalismo sin razón y el formalismo sin espíritu que producen un arte indigente, haciendo que el arte debía tener un papel educativo y social, y que este debía tener que quedarse rebajado.  Llegó al perfeccionismo de su método de formación del actor después de muchos años de esfuerzo y de búsquedas, método en que la técnica y las bases de la teoría del realismo escénico están sutilmente conjugadas. El arte sale del espíritu y corazón del artista, permitiéndole actuar con el máximo de eficacia, llegando así al corazón del espectador, enriqueciéndole el alma y formando su inteligencia.

¿Te ha gustado el contenido? ¡Suscríbete a nuestra newsletter semanal!






Jesús Reyes Written by:

Mexicano apasionado por el cine; desde Bergman hasta Tarantino, abarcando temas de cine de culto, comercial y experimental.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *